La detención de Cienfuegos y García Luna, último paso para acabar con la oposición

0

El jueves 15 de octubre en el estado de California, fue detenido Salvador Cienfuegos, quien trabajó como Secretario de la Defensa en la administración de Enrique Peña Nieto

El jueves 15 de octubre en el estado de California, fue detenido Salvador Cienfuegos, quien trabajó como Secretario de la Defensa en la administración de Enrique Peña Nieto.

La detención, al igual que la de Genaro García Luna, fue hecha por Estados Unidos y no por el gobierno mexicano, lo cual puede resultar muy beneficioso para López Obrador en materia electoral y de aprobación de su administración.

Una de las ventajas de que la detención de Cienfuegos fuera hecha por Estados Unidos, es que, para el gobierno de Andrés Manuel, resultaba imposible acusar a un militar de alto rango de narcotráfico, ya que eso hubiera significado romper la calma que existe en la Secretaría de la Defensa, pues esa detención enfrentaría a grupos al interior de esa dependencia a pesar de que se estuviera combatiendo la corrupción.

Al igual que con Cienfuegos, detener a García Luna en México era polarizar el ambiente político, ya que la oposición jamás hubiera aceptado que se trataba de un arresto legal y que todo el juicio se reduciría a golpear políticamente a Felipe Calderón.

En ambos casos, la detención por parte de Estados Unidos significa dar credibilidad a las acusaciones y al proceso jurídico, ya que, en México, difícilmente se dudaría de que el tema judicial está mezclado con lo político, por el simple hecho de saber que un tribunal estadounidense es quien lleva el proceso.

Esa certeza legal brinda al Gobierno mexicano la posibilidad de empezar una campaña mediática contra el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) al señalarlos como cómplices de la corrupción y partícipes de un sistema político que estaba ligado al crimen organizado.

Aunque la campaña del Gobierno mexicano puede resultar desleal desde el punto de vista jurídico, debido a que todavía no se comprueba la culpabilidad de los acusados, cabe mencionar que el caso Cienfuegos y García Luna tan sólo es la parte final de una larga historia de errores del PAN y el PRI que han llevado a tenerlos marginados de la vida política nacional en los últimos meses.

En el caso del PAN, los doce años de gobierno mostraron altas cifras de violencia y crecimiento del crimen organizado, un mal desempeño económico y un sistema político que no cambió a pesar de que esa fue una promesa de campaña.

Para el PRI, la situación es mucho más compleja que la del PAN, ya que, a los malos resultados en materia económica, de seguridad y libertades, se debe añadir el factor generacional.

Por factor generacional, me refiero a que el voto duro del PRI es una generación que hoy está por encima de los sesenta años, la cual ha dejado de tener presencia en redes sociales o que abandonó al partido porque se ha mudado al lopezobradorismo aprovechando las transferencias monetarias a grupos de esa edad.

La mayoría de los más jóvenes en México no tienen ningún vínculo o simpatía con el PRI, ya que perciben al partido como sinónimo de corrupción y lo vinculan a la prohibición de libertades políticas y económica.

Por tanto, estamos ante la combinación de un mal trabajo realizado por PAN y PRI, sumado a personajes de alto rango que empiezan a ser acusados por delitos graves en sistemas judiciales incuestionables como el de Estados Unidos.

Esa combinación llevará a que en el corto plazo no exista oposición política en México, lo cual indudablemente tiene desventajas, porque todo sistema político sin contrapesos deriva en modos autoritarios.

A pesar del triste panorama político que le espera a México en el corto plazo, la falta de oposición no es atribuible a MORENA al cien por ciento, ya que detenciones como la Cienfuegos y García Luna son el reflejo de un sistema político corrupto y que hoy, significa el fin de la oposición por algunos años. Esta vez la culpa es del PRI y el PAN.

De acuerdo al portal: FORBES/MÉXICO

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.