Detección de hipoxia silente, clave para el tratamiento oportuno de pacientes con COVID-19: SSO

0
  • Entrega SSO 600 oxímetros e igual número de termómetros digitales, para el monitoreo de pacientes ambulatorios
  • Capacitan a médicos de centros de salud del área urbana de la ciudad de Oaxaca

Identificar oportunamente la hipoxia silente (niveles de oxígeno por debajo de lo normal) con poca o sin dificultad respiratoria, disminuye hasta un 66% la probabilidad de que los casos positivos a COVID-19, cursen con un cuadro grave o fallezcan.

Ante lo cual, la subdirectora general de Innovación y Calidad de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Rosa Lilia García Kavanagh, en representación del titular de la dependencia, Donato Casas Escamilla, entregó 600 oxímetros e igual número de termómetros digitales, los cuales serán distribuidos en las seis Jurisdicciones Sanitarias.

La funcionaria explicó que en calidad de comodato, los médicos otorgarán los aparatos de monitoreo a los pacientes que cumplan con los criterios, y con una instrucción precisa darán seguimiento telefónico adecuado por 10 días en su domicilio, para una mejor evolución ambulatoria del padecimiento, así como realizar una referencia oportuna al nivel hospitalario, en caso de requerirlo.

Detalló que los oxímetros indican el nivel de oxígeno en el cuerpo y el ritmo cardiaco, elementos que si se encuentran por debajo de lo normal, alertan sobre una disminución en la condición respiratoria antes de que el paciente lo perciba.

Mencionó que existe evidencia que un porcentaje de personas con diagnóstico confirmatorio al virus y con enfermedades subyacentes, no perciben la disminución de oxígeno hasta que presentan una neumonía en etapa avanzada, por lo que requieren asistencia ventilatoria.

En este sentido, precisó que el 72% de las personas con presencia de síntomas de COVID-19 han cursado el padecimiento en casa, de esta cifra el 4% han fallecido en el camino a un centro médico o en las primeras horas de ingreso, quienes además cursaban con alguna enfermedad concomitante o bien tenían más de 60 años. 

Asimismo, el otro 28% de pacientes han ingresado en los primeros días de contagio a una unidad hospitalaria, de estos, el 30 % se han complicado desencadenando la muerte principalmente por neumonía.

Del total de personas que fallecieron, el síntoma cardinal identificado de gravedad al ingreso de un hospital, fue la dificultad en la respiración; por eso, los esfuerzos en esta estrategia se centran en la implementación de un seguimiento preciso de la capacidad pulmonar en los pacientes que forman parte de los grupos de riesgo, con el fin de reducir la incidencia de mortalidad, enfatizó.

Finalmente, subrayó que como parte integral de la iniciativa se realizó una capacitación en el tema, dirigido a médicos de 10 centros de salud del área urbana de la ciudad de Oaxaca, en donde, el personal analizó el panorama epidemiológico del nuevo coronavirus, el proyecto de intervención para pacientes con enfermedades concomitantes, seguimiento domiciliario, entre otros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.