Input your search keywords and press Enter.

CÓMO RESUCITAR A PEMEX Y NO MORIR EN EL INTENTO. Por: Taré Alaníz

Compartir:

Por la mañana, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, acompañado del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, anunció un plan para fortalecer a la petrolera.

En total, el gobierno de la República dará apoyos a Petróleos Mexicanos por 107 mil millones de pesos. Aquí la descripción:

Capitalización por un monto 25 mil millones de pesos, contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federación. 

Adelanto de pagarés por 35 mil millones de pesos, que se deduce de un apoyo que la secretaria de Hacienda hizo a la petrolera para solventar su pasivo laboral. 

Mayor incentivo fiscal. La carga fiscal se recortará en 15 mil millones de pesos a consecuencia de a una mayor deducibilidad, cantidad se irá acumulando a lo largo del sexenio, con lo que en 2024 sumará 90 mil millones. 

Recuperación de ingresos por 32 mil millones de pesos como resultado del combate al robo de combustible. Esta cantidad ya descuenta impuestos y la adquisición de pipas.

No se contratará nueva deuda.
El peso mexicano cayó después del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el plan para apoyar a Pemex con esta serie de medidas que buscan apuntalar sus finanzas.

El peso mexicano cayó después del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el plan para apoyar a Pemex con esta serie de medidas que buscan apuntalar sus finanzas.

El tipo de cambio interbancario se ubicó en 19.34 pesos por cada billete verde, un retroceso del 0.44 por ciento. Previamente, llegó a ceder un 0.65 por ciento, colocándose en 19.38 pesos por dólar.
Pero no se espanten, las pérdidas no son exclusivas para el peso, la mayoría de las divisas de economías emergentes pierden terreno. 

El abismo del que los mexicanos habremos que sacar a Pemex, es insondable; con el corre de los días se ira desvelando el entramado de negocios turbios, de acuerdos bajo la mesa, el huachicoleo de cuello blanco, del robo de crudo en alta mar, toda la podredumbre que sale a flote cuando los navíos zozobran.

Comencé con este encabezado: Cómo resucitar a Pemex y no morir en el intento. La fórmula está al alcance, reconociendo el estado cuadripléjico de la petrolera, combatiendo y extirpando de raíz la corrupción que la ha carcomido, renunciando a esa estrujante apatía que a todos los mexicanos nos ha hecho cómplices de la hecatombe. La solución que ha propuesto el presidente levantará ámpula, pero al menos es un intento.

Confiemos en que no será un enésimo catálogo de buenas intenciones. 
Que no se olvide, es un servidor público; no un hacedor de milagros. 

¿Quieren evidencias del lastimoso estado en que se encuentra la empresa otro orgullo de México? Aquí las imágenes del interior de la Refinería “Antonio Dovalí Jaime” en Salina Cruz.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *