En tiempos de riesgo de contagio masivo por coronavirus: ¿Qué tanta información pública sobre salud necesitamos?

0

A un mes de que las autoridades mexicanas empezaran a reportar con regularidad el estatus de la pandemia mundial COVID-19, la INFORMACIÓN PÚBLICA disponible en las páginas de la Secretaría de Salud (SSa) está incompleta, desactualizada y desordenada.

Hoy es más importante que nunca contar con información pública, accesible y organizada sobre las capacidades del sistema de salud mexicano. Apenas el jueves 19 de marzo de 2020, tras registrarse el segundo deceso probablemente atribuible al COVID-19 en México, la SSa CAMBIÓ EL SITIO en el que se actualizan los comunicados oficiales sobre la propagación del virus SARS-CoV-2 y las listas de personas contagiadas.

Además, la información más relevante sobre las capacidades actuales del sistema de salud para atender enfermos que requieran hospitalización, así como el estado de la infraestructura hospitalaria a nivel nacional, tiene el ACCESO RESTRINGIDO o está INCOMPLETA. Los registros completos sobre el número de camas censables o de hospitalización, la ubicación de las clínicas de salud, las unidades de atención y los hospitales, así como el número de personal médico disponible en cada uno, están desactualizados. El último corte al que se tiene acceso es a DICIEMBRE DE 2018.

En esta primera revisión del sector salud, ofrecemos un mapeo de la ubicación de los REGISTROS Y BASES DE DATOS📥 a cargo de la Secretaría de Salud, con los sitios de acceso a la información desactualizada y de aquellas páginas que han restringido el acceso justo cuando más información hace falta.

DESCARGA LOS REGISTROS Y BASES DE DATOS A CARGO DE LA SECRETARÍA DE SALUD

En días subsecuentes, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revisará los sitios del IMSS e ISSSTE para dar cuenta del grado de actualización de la información con la que cuentan, pues todos los médicos del país, unidades de atención de salud, hospitales y clínicas requieren contar con información actualizada ante la inminente crisis sanitaria por COVID-19.

Ciudadanos, gobiernos locales, medios de comunicación y empleadores de los sectores privado y público requieren acceso a los registros sanitarios más actualizados para poder tomar medidas y reaccionar con oportunidad en un sistema de salud ya de por sí colapsado. 

En 2018, MCCI publicó el estudio SALUD DETERIORADA en el que se señalaban, entre otras cosas, los riesgos de la opacidad en la información pública y disponible dentro del sistema de salud mexicano.

MCCI se suma al llamado de las autoridades para permanecer en casa durante las siguientes semanas y así evitar una acelerada propagación del COVID-19.

Para saber más: 

🦠

COVID-19 (Coronavirus disease 2019) es el nombre de la enfermedad que ha cobrado la vida de casi 9 mil personas (20 marzo 2020) desde que fue identificado en 2019. El nombre del virus que provoca COVID-19 es SARS-CoV-2 (Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2).

Fuente: Organización Mundial de la Salud, WHOpor sus siglas en inglés.

Apunte: 

📖

La información pública sólo es útil si se encuentra fácilmente, está organizada en formatos accesibles y es actualizada oportunamente. Si bien las autoridades sanitarias son las únicas que pueden girar instrucciones para atender una epidemia de esta magnitud, la información sobre las capacidades del sistema de salud es vital para que el personal médico en todo el país pueda ofrecer servicios óptimos y preparase con tiempo ante el inminente crecimiento del número de enfermos. 

La información pública permite a la ciudadanía tomar precauciones para prevenir el contagio, solicitar ayuda a las autoridades médicas en caso de presentar síntomas de COVID-19, y evitar la divulgación de noticias falsas, además de ser un derecho consagrado constitucionalmente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.