‘Y otro, otro, otro, otro y otro’: quinto recorte consecutivo del Banxico a la tasa de interés

El Banco de México (Banxico) recortó este jueves su tasa de interés, la primera reducción de 2020 y la quinta de forma consecutiva, en línea con lo esperado por el mercado.

Con la modificación a la baja de 25 puntos base, el referencial quedó en 7 por ciento, una cifra no vista desde diciembre de 2017.

De manera unánime, los cinco integrantes de la Junta de Gobierno se pronunciaron a favor de una disminución de un cuarto de punto porcentual.

“Entre los elementos considerados (en la decisión) destacan: los niveles alcanzados por la inflación general, sus perspectivas en el horizonte en el que opera la política monetaria, la mayor amplitud de las condiciones de holgura de la economía y el comportamiento reciente de las curvas de rendimiento externas e internas”, señaló la institución en su comunicado.

El Banco Central señaló que si bien las condiciones financieras globales han continuado su relajación, “el balance de riesgos para la actividad económica mundial continúa sesgado a la baja ante la presencia de diversos factores de incertidumbre, incluyendo los efectos del reciente brote de coronavirus”.

El anuncio estuvo en línea con los pronósticos de los especialistas pues 26 de 27 economistas de bancos y consultorías encuestados por Bloomberg previeron una reducción de un cuarto punto porcentual.

La medida también se da en un contexto en el que la inflación se ha mantenido en el rango objetivo del Banco Central (3 por ciento +/- un punto porcentual) desde la segunda mitad de 2019.

En total, la institución dirigida por Alejandro Díaz de León ha reducido el referencial en 125 puntos base desde agosto pasado.

Para encontrar una racha similar de cinco recortes se debe retroceder a 2009, cuando el Banco Central recortó la tasa hasta en siete ocasiones, lo que acumuló una disminución de 375 puntos base en el contexto de la crisis que afectaba a la economía mundial.

Asimismo, la decisión más reciente de la Junta de Gobierno se da a conocer después de la publicación en enero de la estimación oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La economía de México se contrajo 0.1 por ciento el año pasado con base en cifras desestacionalizadas, un hecho que no ocurría desde 2009, de acuerdo con datos de la dependencia.

Una tasa de interés más baja tiene el potencial de ‘empujar’ a la economía por medio del impulso al consumo y el crédito.

Velar por el crecimiento económico no es mandato del Banxico, pero sí influye en sus decisiones de política monetaria.

Al respecto, el Banco Central indicó que en ese comportamiento se observa también una “debilidad generalizada en los componentes de la demanda agregada”.

“Con base en la información más reciente, se anticipa una expansión del PIB para 2020 menor a la publicada en el Informe Trimestral de Inflación de julio-septiembre 2019, con un balance de riesgos sesgado a la baja, agregó.

En aquella ocasión, Banxico actualizó su pronóstico a un rango de 0.8-1.8 por ciento desde el 1.5–2.5 por ciento previsto en el reporte del segundo trimestre de 2019.

Con información de El Financiero.

Deja un comentario