Input your search keywords and press Enter.

El columpio de Andrés Manuel

Compartir:

El cantautor guerrerense Joan Sebastián compuso y dedico a su madre, una pieza musical que acaricia lo más íntimo del corazón:

“Se que te acuerdas Celia… de tu columpio

“El que colgabas… de las estrellas

“Se que te acuerdas Celia… de un amor limpio

“De dias soleados de noches bellas.  

Esa onírica composición, explicada por su autor, revela un pasaje capaz de trascender el tiempo hasta convertirse en etéreo.

Los versos que discurren por entre las comisuras de la boca del interprete, acentúan la gran estima por el tórrido recuerdo de su madre llegando hasta las estrellas para colgar su columpio.

¿Y esto que tiene que ver con Andrés Manuel López Obrador? Que el presidente apela a los afectos, dueño de la escena política siente que se puede columpiar de las estrellas.

Con tesón se afirma como rock star, de forma incontestable esta alcanzado todos los rincones del mundo digital; ahora las conferencias mañaneras de López Obrador han llegado a ‘Spotify’. 

En la plataforma digital que da acceso a millones de canciones, se pueden escuchar todas las conferencias matutinas del presidente, desde la primera que realizó el 3 de diciembre de 2018 en Palacio Nacional, hasta la que tuvo verificativo esta mañana.

El poder como la fama son efímeros. Pero eso no le puede al presidente, como señor de horca y cuchillo, dispone desde su piedra de sacrificios quien vive o quien muere lapidado bajo el escarnio público.

Estamos por completar los primeros 100 días de gobierno de Andrés Manuel, quien de acuerdo con la encuesta nacional de El Financiero realizada a mil adultos en las 32 entidades del país, goza de un nivel de aprobación ciudadana del 78 por ciento.

López Obrador se mece en el aire. Desde el pulpito de la cuarta transformación anclado en el salón tesorería de Palacio Nacional, no vacila -cuando le conviene- en mostrarse hilarante ante los medios o sentencioso contra quien o quienes osen disentir.   

Todo lo que sube tiene que bajar, y como la espuma, su efervescencia se ira diluyendo en la medida en que sus rimbombantes anuncios no se materialicen, en tanto sus planes y programas de gobierno no alcance la eficacia esperada.

El jefe del Ejecutivo colocó muy alto el listón de la exigencia a su gobierno, es muy temprano para saber cuándo comenzara el descenso, la única decisión posible es saber qué hacer con el tiempo que le queda.

Debiera reflexionar que las victimas de hoy pueden convertirse en los verdugos del mañana, y que al final de ese sueño -hecho melodía- llamado Celia, el columpio fue colgado en un paraje apartado, y la protagonista, del recuerdo, vivía ausente. Escuchen la melodía y sabrán de que les hablo. 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *